La homofobia

By | 13/09/2015

San Isidro, viernes 11 de Septiembre de 2015, 6:15 pm. Unos seis o siete peatones esperan pacientemente una tregua por parte de la recatafila de conductores apuradísimos y seguramente malhumorados que transitan por el óvalo Gutiérrez. Cuando finalmente se abre un espacio entre la interminable fila de autos, el grupo intenta cruzar la pista usando el paso de cebra como corresponde. La mayoría logra pasar sin problemas, sin embargo dos de ellos quedan rezagados. Se trata de dos hombres de unos veintitantos años que van de la mano e intentan alcanzar al grupo. Cuando la pareja hace el ademán de empezar a cruzar, un conductor (llamémoslo Alex) acelera su marcha y les impide el paso agresivamente, gritando por la ventana¡los maricones de mierda no pasan!.

La Molina, domingo 16 de Agosto de 2015, 10:30 am. El cura de la parroquia termina su sermón dominical diciendo: “y recuerden la primera de Corintios 6:9-10 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones“. Una vez terminada la misa una señora cincuentona (llamémosla Doris) comenta con su comadre lo bueno que estuvo el sermón del padrecito.

Evidentemente Alex es un homofóbico malnacido y retrógrado, y Doris una tía piadosa y conservadora desconectada de la realidad, pero al parecer, de esos acomplejados prepotentes o cucufatos despistados hay muchísimos en el Perú.

El pasado 10 de marzo de 2015 la Comisión de Justicia del Congreso del Perú decidió archivar el proyecto de la unión civil entre personas del mismo sexo. Este proyecto, que daba fin a la injusta discriminación que significa la situación actual, fue valientemente promovido y liderado por el congresista Carlos Bruce, y contaba con el respaldo de la Defensoría del Pueblo, el Ministerio de Justicia, el Ministerio Público y el Poder Judicial. ¿Y quienes fueron los Alex y Doris que rechazaron el proyecto? Aquí los tenemos:

 

Los decentes de verde Los retrógrados de rojo Los cobardes de naranja

 

La homofobia es una manifestación arbitraria que se basa en el miedo, rechazo sistemático, aversión y odio hacia la homosexualidad y los homosexuales, hombres y mujeres por igual. Al igual que el xenófobo o el racista, el homofóbico considera a la persona de de la minoría en cuestión como inferior o anormal y piensa que por lo tanto no merece gozar de los mismos derechos que el resto de ciudadanos “normales”. Algunos de estos derechos son el acceso a los programas de ayuda social del Estado, la constitución de una sociedad de gananciales y el de heredar, derechos que actualmente el Estado Peruano no reconoce a las parejas homosexuales, gracias a los votos de Martín Rivas, Marco Tulio Falconí, José Luis Elías, Julio Rosas, Juan Carlos Eguren (sí, el mismo que dice alegremente que las violaciones no generan embarazos), Agustín Molina y Rubén Condori.

Y si se preguntan cómo nos comparamos con el resto del mundo en este respecto, aquí tienen una buena infografía publicada en El Comercio:

 

Union cicil en el mundo

 

Señores, estamos como Bolivia, Venezuela, la gran mayoría de África, Rusia y los países árabes… Esto desde mi punto de vista significa que todavía vivimos en un país de homofóbicos. Digo todavía porque no tengo la menor duda de que dentro de no muchos años nuestros hijos se preguntarán cómo diablos pudimos ser tan estúpidos.

Pero ¿cuáles son los argumentos que los homofóbicos esgrimen al ser acorralados y obligados a intentar usar la razón? Acá tenemos algunos cuantos y su fácil refutación:

No es natural: Esto es una falacia. Nada es bueno porque es natural o malo porque no lo es. Las cosas son buenas o malas en la medida que hacen feliz a las personas sin dañar a los demás. Claramente la violación y el asesinato son parte de la naturaleza humana pero casi nadie anda por ahí diciendo que son actos buenos porque son naturales. De la misma manera, las bicicletas no son naturales y nadie dice que son malas pero ello (son buenas porque nos hacen la vida más fácil y más aún porque son una fuente infinita de diversión!).  Independientemente de lo anterior, el decir que la homosexualidad no es natural es también un gran error en sí mismo. El comportamiento homosexual ha sido documentado a través de la historia en un gran rango de sociedades y es observado en una enorme cantidad de especies animales, es evidente que si se da consistentemente a través del tiempo y entre muchas especies,  se trata de algo natural. Las uniones legales, ya sean entre parejas del mismo sexo o heterosexuales, no son inherentes a la condición humana, se trata de rituales inventados por el hombre. Si bien es cierto que dos hombres o dos mujeres no pueden tener hijos “naturalmente”, en esta época de adopciones, hogares con un sólo padre/madre y tecnologías de reproducción asistida, el que una pareja homosexual críe hijos no me parece menos natural. Por último, así como una pareja gay no puede tener hijos, tampoco los pueden tener las parejas heterosexuales estériles, y no por eso la gente anda diciendo por ahí que no pueden casarse!

Es desagradable: Cuando alguien dice que es asqueroso ser gay, generalmente está pensando en lo que hacen dos hombres en la cama e imaginando una sesión de sexo anal. Bueno, tengamos en mente que a) no todos los hombres homosexuales tienen sexo anal, b) muchas parejas heterosexuales practican regularmente el sexo anal, y c) la mayoría de parejas que tienen sexo anal lo hacen porque ambos lo disfrutan y con un par de prácticas básicas de higiene y protección no se trata de algo más “desagradable” que muchos de los otros actos sexuales por los cuales nadie se escandaliza. Finalmente el sexo anal no es el punto, hay muchas cosas que desagradan a algunas personas y que son completamente aceptables para otras. Así es la vida chochera, relájate nomás…

La biblia dice que está mal: No voy a enredarme con este tema más de lo necesario, ya escribí en detalle sobre las religiones antes aquí, y lo que la biblia diga me vale madre. Sin embargo, aunque seas una persona religiosa o creyente, este argumento no tiene ni pies ni cabeza. Si Doris te dice que es un pecado ser gay, podrías preguntarle si ella también sigue al pie de la letra las otras proclamaciones descabelladas de la biblia, como matar al que le saca la vuelta a su pareja (Leviticus 20:10), tener esclavos (Exodus 21:2-6), condenar y matar a los homosexuales (Leviticus 18:22, 20:13) y un sinfín de otras sandeces sin sentido. Si quieres ser consecuente tienes dos alternativas: o a) apoyas la condena de homosexuales y también la matanza de adúlteros, la tenencia de esclavos y todas las demás cosas terribles que la biblia dice que hagas, o b) no apoyas ninguna. Asumo que la mayoría escogería la alternativa b, y si es así entonces ya estás aceptando que nada está bien o mal simplemente porque la biblia lo dice.

Si aceptamos la homosexualidad, ¿qué sigue, el bestialismo y la pedofilia?: Este es el típico argumento falaz que dice que si se legaliza el matrimonio gay, entonces todo tipo de desviación sexual será posteriormente aceptada. Pensemos un poquito amiguitos, legalizar el matrimonio gay NO significa que le seguirán la legalización de la pedofilia y el bestialismo, básicamente porque éstas y otras modalidades de abuso sexual no cumplen con el común denominador de las uniones con amor y compromiso. Ese común denominador es el consentimiento entre adultos que razonan. Si aceptamos el argumento del ¿qué sigue después? entonces tendríamos que aplicarlo también al matrimonio interracial, que fue recién reconocido en los Estados Unidos en 1967.

Pienso que la tolerancia es una gran virtud, sin embargo cuando se trata de la limitación de los derechos de los demás y específicamente de la homofobia, mi posición es tajante: desprecio a los homofóbicos y creo que el mundo estaría mucho mejor sin ellos. Finalmente Alex, ¿a tí que chucha te importa qué hace una pareja o un trío o por último una veintena de personas adultas en su intimidad? Cada loco con su tema, mientras uno encuentre placer o satisfacción sin dañar a nadie más todo bien…

Del modo en que yo lo veo, ser homosexual es como ser zurdo: los zurdos son una minoría, nacieron zurdos sin escogerlo y no tienen por qué enfrentar discriminación alguna por serlo. No tiene nada de malo ser zurdo, es más si los padres tratan de forzar a su hijo zurdo a usar la mano derecha, en la mayoría de los casos el acto de escribir se sentirá antinatural y la letra quedará fea (haga usted mismo el símil con el joven homosexual que es obligado por su padre a tirarse a una puta, ¡imaginen lo que siente y cómo será su performance!).

Cuando mis hijos me pregunten por qué esas chicas se están besando en la boca o por qué esos señores van de la mano, recurriré al ejemplo del zurdo, siéntanse libres de usarlo también.

21 thoughts on “La homofobia

  1. Lorena Pachas

    Hola Diego!
    Me gusto leer tu articulo. Sumamente interesante.
    Un abrazo.
    Lorena Pachas.

  2. nelly garcia

    Diego, totalmente de acuerdo contigo.
    La calidad narrativa del artículo (así como su contenido) me parece excelente!

  3. Jano

    Que buena la metafora del zurdo.

  4. D.r. F

    Me causo gracia y gusto lo del ejemplo del los zurdos, porqué yo también lo he usado, bueno más con ambidiestros y bisexuales jaja, siempre he dicho que es una ventaja, por lo mismo. Saludos y muy buena redacción.

  5. Jorge Booted

    En el 2016 no votare por Keiko por haber llevado a esos congresistas homofobicos al congreso y si quiza vote por PPK que acogio en buena onda a Carlos Bruce con una ley que nos aleja de la invisibildad. Todos somos peruanos y tributamos al estado peruano quiero union civil para mi y para muchos peruanos que nacimos homosexuales y lesbianas.

  6. Diego Post author

    Edgar Espinoza Ortega: El decir que la biblia me vale madre no me vuelve intolerante, a lo mucho desatinado o irreverente. La biblia me vale madre porque no le doy carácter sagrado a su contenido y porque además encuentro que su valor literario es pobre. Esa es mi opinión, pero no pretendo que todos piensen igual que yo. Tolero, pero confieso que me cuesta respetar, a quienes afirman que la verdad y la fuente de valores morales y el discernimiento entre el bien y el mal están escritos en algún libro sagrado, ya sea el Antiguo Testamento de los judíos, el Nuevo Testamento de los cristianos, el Corán de los musulmanes, o la sagrada Piby de los rastafarianos.

    Te invito a leer una opinión un poco más elaborada sobre las religiones aquí. Un abrazo.

  7. Edgar Espinoza Ortega

    Tu artículo parece muy bien redactado y planteado, pero sólo parece. Hablan de tolerancia, pero no toleran, piden igualdad pero no brindan igualdad a otros. Dices que la biblia te vale madre. Bueno, estás siendo intolerante con los derechos de la libertad de credo. Entonces decídete, quieres tolerancia, sé tolerante. Así piensen lo que piensen de la biblia, tienen que saber que es la palabra de Dios y todo pasará; el cielo y la tierra pero Su palabra no pasará. No critico tu artículo ni tampoco me vale madre. Respeto tu opinión, no te censuro por tu posición con respecto a la homosexualidad, no soy homofóbico. Pero debes de saber que los argumentos se plantean sin ofender a nadie. Tú mismo dices que mientras no hagan daño a nadie no pasa nada. La biblia es para los que creen en Dios, no hay problema si tú no crees, pero respeta. Un abrazo.

  8. Gabriel Moreno

    Diego!! Mis respetos por tremendo post! Súper sustentado y con ideas claras y concretas. Soy gay y al igual que millones de peruanos, nuestra lucha aún tiene para un rato más.

    Gracias por ser un aliado ejemplo!

  9. Alicia Burneo Temple

    Te felicito Diego, estoy de acuerdo contigo.excelente artículo!!!

  10. Patricia Salas Marlow

    Claro y preciso.
    Gracias Diego por tu artículo.
    Al igual que tu desprecio a los homofóbicos y a la estpidez que los acompaña.

  11. Jose Antonio Espinosa

    no sabia que escribias a parte de todo lo que haces, te felicito.

  12. Diego Post author

    Fernando Cerdena: Coincido contigo en que creer en Adán y Eva es normal (en la medida que mostrar una penosa ignorancia y credulidad es normal en una sociedad intelectualmente pobre), pero eso no le quita lo homofóbico a tu comentario.

  13. Gianjo

    Me encanto! Sencillo y sustancioso! Argumentos bien fundamentados y con mucha elegancia, porte e intelecto una patada a los homofobicos y a sus cerebros.

    Y si… decir: “Dios creo a Adan y Eva… y no a Adan y Estevan.” Es una frase homofoba… adan y eva eran blancos no negros… asi que los negros no deberian casarse no? Ah y sexo anti-natural? Señores… entonces dejen de tener sexo oral con sus mujeres. La boca es para comer no para babear organos! Es anti-natura. 😉

  14. Giovanna Canepa

    Diego que buen artículo!!
    Te felicito!!
    Me encanto tu claridad!

  15. Fernando Cerdena

    Creer en Adan y Eva y no en Adan y Esteban es normal y no es homofia

  16. Franco

    Buenísimo artículo!! Más voces como la tuya harían de este país un mejor lugar en donde convivir. Bravo.

    “No hay que ser animal para defender sus derechos”

  17. enrique williams

    otro argumento homofobico: los homosexuales no se reproducen, y sin reproduccion se extingue la raza humana,,, falso: los homosexuales apenas representan el 5-10 % de la poblacion total, y, en todo caso, la especie humana esta en peligro de extincion por exceso y no por defecto de poblacion,,, me gusto el post, sencillo, directo, coherente

  18. Juan Poggi

    Bravo Diego y gracias por tener la claridad para escribir e informar sobre un tema tan controversial y tan “sencillo” como éste.

    No hay mucho que entender. derechos son derechos para todos!

  19. Diego Post author

    Gracias a ti Gonza por los inmerecidos elogios!

  20. Gonzalo Santillana

    Muy buenas lineas Diego, te felicito : por lo lúcido del análisis , por lo válido de tu denuncia por lo picante y acertado en la redacción y sobretodo porque la legion de zurdos que te leemos desde ya te lo agradecemos mucho.

Si tienes algo que comentar, ¡comenta!